Política

“Ambientalistas” de Bucaramanga se negaron a dialogar con los habitantes de California y Vetas

Agosto 22 de 2017

El interés de los habitantes de la provincia de Soto Norte por conocer y dialogar con los críticos que quieren interferir desde Bucaramanga en la protección de su ecosistema y el desarrollo de su región, se quedó en la expectativa. A pesar de haber sido invitados, los autodenominados “ambientalistas” que se congregan en la ahora “Gran Alianza por la Defensa del Agua”, no aceptaron la invitación que les cursara la Asociación de Municipios del páramo de Santurbán para que conocieran Vetas y expusieran sus argumentos en contra de la labor minera, que se adelanta en la zona desde hace más de 450 años.

En su lugar, el ministro de minas Germán Arce, un delegado de alto nivel del Ministro de Ambiente y líderes de las comunas de Bucaramanga, se desplazaron al municipio santandereano con el interés de escuchar los diferentes puntos de vista en torno a la explotación de oro en la zona, para allanar las mejores alternativas que mitiguen el impacto ambiental, como se exige a toda actividad humana.

Este es un espacio para que nos escuchemos, de pronto no todos estamos de acuerdo. Unos tienen unos miedos distintos a otros, unas expectativas diferentes. Tenemos derechos a ponernos en los zapatos del otro en este tema que despierta tantas pasiones. Si somos capaces de escucharnos, encontramos soluciones, fueron las frases con las que el ministro Arce instaló el evento.

A pesar de la buena intención, no fue posible escuchar la voz de los “ambientalistas” de Bucaramanga. Ni el militante del Polo Leonidas Gómez, ni el ingeniero civil Luis Gonzalo Peña, que han insistido con radicalismo que el agua y la minería son incompatibles, estuvieron presentes; frente a lo que quedó una reflexión importante planteada por el ministro Arce, en el llamado que le hizo a las posturas agresivas: hay que tener un mínimo de respeto por el conocimientoDarle una oportunidad a los expertos, oír a los que saben y aprender de ese proceso. Hacer esto bien requiere un esfuerzo muy superior a lo que hemos tratado de hacer.

Agua sí, oro también

La conclusión más importante del Diálogo Santurbán fue la politización del debate en contra de la minería. Los intereses de fuerzas políticas por captar adeptos en un lado y por proteger disimuladamente la minería criminal por el otro, fueron identificados como los principales combustibles de este fenómeno, que no se debe subestimar.

Crítica a los autodenominados ambientalistas, por parte de una habitante de Vetas 

A pesar de la politización, el sector minero es consciente que la minería bien hecha no es un slogan, sino que de ello depende el futuro de esta industria, que reconoce los impactos ambientales que deja no adelantarla con el cumplimiento de los más altos estándares internacionales frente al ecosistema, que incluye la responsabilidad con las comunidades.

También quedó claro para los asistentes, que a pesar del oportunismo de los políticos, cuando terminen sus campañas éstas finalizan y Vetas continúa con sus retos de desarrollo, razón por la cual ha resultado fundamental la unión de todos los municipios de la provincia de Soto Norte en favor del desarrollo minero, que debe pasar de la informalidad a una evolución que beneficie a todo el territorio.

Finalmente, escuchar a expertos y no a especuladores es otra clave para que el oportunismo político no logre el pretendido sabotaje de las comunidades de Soto Norte. La tecnología y la capacidad de inversión en el sector puede hacer posible que agua y oro sigan coexistiendo.

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − Trece =

Más populares

To Top