fbpx
Salud

Causas de la eyaculación precoz y cómo tratarla

Marzo 16 de 2019

La eyaculación precoz afecta a uno de cada cinco españoles, y a diferencia de la disfunción eréctil, la gran mayoría son jóvenes, aunque cada vez hay más casos de disfunción eréctil en edades tempranas.

Aunque la satisfacción sexual es un tema subjetivo, existen estadísticas que indican que la duración de un coito satisfactorio es de unos cinco minutos.

Se considera que existe eyaculación precoz, cuando el coito tiene una duración menor de dos minutos. Además, debe existir una pérdida de control sobre el momento en que se produzca.

No hay que confundirla con la disfunción eréctil. En este caso, de forma habitual no es posible conseguir o mantener la erección para tener una relación sexual satisfactoria.

En cualquier caso, siempre que se produzca eyaculación antes de que los dos miembros de la pareja lo deseen y sea causa de problemas e insatisfacciones en su relación sexual, puede tratarse como un problema de eyaculación precoz.

Principales causas

En el 90 % de los casos, la eyaculación precoz se debe a efectos psicológicos, y solo el 10% es debido a causas físicas, aunque también puede tener una causa genética o hereditaria.

Algunas enfermedades como infecciones de próstata o de uretra o la hipersensibilidad del pene, pueden ser causas fisiológicas de que se produzca. El flujo anormal de sangre por mala circulación, también es un factor que puede desencadenarla.

Determinados cuadros psicológicos producidos por estrés, ansiedad, u otros factores, al parecer producen una reducción de la concentración de serotonina, que es un neurotransmisor que juega un papel importante en las emociones.

La educación sexual es muy importante para evitar que los adolescentes por miedo o inexperiencia puedan causar circunstancialmente la eyaculación precoz cuando se enfrentan a una relación sexual.

Los periodos de ansiedad y de estrés también a afectan a que las relaciones sexuales no se lleven a cabo como sería deseable.

A veces también la falta de autoestima y el pensar que no se está a la altura puede hacer que se pierda el control sobre la eyaculación.

El sentirse descontento con la vida sexual y no obtener la satisfacción deseada y mantener relaciones sexuales con poca frecuencia, pueden causar precipitación o falta de autocontrol a la hora de llegar al clímax.

Tratamiento

Los especialistas recomiendan abordar el problema de forma multidisciplinar. Un reconocimiento urológico por si hubiera un problema latente, una terapia de reeducación sexual por un psicólogo y un tratamiento farmacológico si fuera necesario para apoyar la terapia.

Existen ejercicios para ayudar a mejorar el control emocional y a tener una mejor resistencia física.

Cuando la terapia conductual no resulta suficiente para solucionar la disfunción, se pueden utilizar tratamientos con fármacos.

Cuando la eyaculación precoz es sobrevenida, es decir que ha sido normal hasta ahora, es más fácil de reconducir con una terapia, porque normalmente se debe a un problema de ansiedad o estrés.

Si se trata de un cambio hormonal, una enfermedad o debido a la edad, existen tratamientos farmacológicos muy eficaces.

Cada vez somos menos recelosos, y acudimos a realizar consultas para obtener un diagnóstico y seguir un tratamiento que ponga fin a problemas como la eyaculación precoz y la disfunción eréctil.

Una dieta saludable, el control del estrés y el ejercicio, son algunas buenas costumbres para prevenir estos problemas.

Recupera tu vida sexual y mejora tu calidad de vida.

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top