fbpx
Blog

Inutilidad por Venezuela

Febrero 27 de 2019

Laureano Tirado
Columnista de opinión
Twitter: @LaureanoTirado

Todo lo que se haga por Venezuela es bienvenido, pero todo lo que se ha hecho por Venezuela es inútil, incluido el concierto #VenezuelaAidLive

Lo cierto es que se necesitaron 20 años para que los venezolanos y la comunidad internacional se preocuparan por Venezuela. La situación interna de millones de venezolanos es apocalíptica. Lo único que se puede hacer, por ahora, es tratar de salvar vidas a través de ayudas humanitarias, si es que llegan. Porque en Venezuela no hay nada más que salvar, todo está devastado, todo está en ruinas, hasta la dignidad de los venezolanos. 

Los venezolanos son responsables de su tragedia: cultivaron por años la idea de que el estado debía subsidiar todo, gracias a su inagotable petróleo. Los venezolanos creyeron por décadas que eran los europeos del continente. Fue tanto el estado de ebullición y agitación en el que vivían -gracias al poder adquisitivo del bolívar- que dejaron de ejecutar trabajos domésticos, agrícolas y no calificados, para dejárselos a los colombianos migrantes en las décadas del 70 y 80.  

El chavismo es la consecuencia del despilfarro, la corrupción y el estado alienígena en el que vivían los venezolanos. Aplaudieron y eligieron a Hugo Chávez; les parecía lo máximo que insultara a millonarios, expresidentes, políticos y banqueros; se extasiaban cuando expropiaba haciendas, fabricas y bienes, igualmente cuando repartía casas, mercados, dinero…   

El problema de Venezuela es de los venezolanos, ¡cierto! Pero el lío es que la casa vecina está deteriorada, en ruinas, su muro medianero esta apunto de caerse y amenaza con llevarse nuestra casa, ¡¿qué hacemos?! ¿dejamos qué se caiga nuestra casa?

Venezuela esta en manos de traficantes y criminales, agrupados en carteles que se reparten los negocios ilícitos del oro, coltán o cualquier mineral o recurso natural que puedan convertirlo en dólares, euros o liras. Ese narcoestado no se acaba con manifestaciones, ni con cumbres internacionales, ni menos con los mensajes destemplados de reconciliación del Papa Francisco, lo hecho en redes sociales es para ellos inexistente.  

Escribía acertadamente el twittero @cesarecolo para definir la actual situación de Venezuela: “El problema es que usted se ilusiona sin razón. Los venezolanos son perezosos, cobardes y recostados. No es sino leerlos, están esperando que EE.UU. Colombia y Brasil saquen a los mafiosos. No ponen nada de su parte.”

______________________________________________________________________________

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Carácter no responde por los puntos de vista que allí se expresen.


Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top