Blog

La táctica de los autodenominados ambientalistas: denigrar desde perfiles falsos

Usar perfiles falsos para agredir a quien no piensa como ustedes, no es más que la manifestación de una mentalidad precaria y subrepticia. Confirma que la “defensa del agua” no es más que un truco teatral para seducir a masas que tienen la misma carencia de información de ustedes.

Por: Henrique Gómez Paris

Columnista de Opinión

@hgomezparis

Agosto 25 de 2017

Desde que he iniciado mi denuncia al populismo de izquierda, importado a Santander por Leonidas Gómez, me he vuelto objeto de cualquier cantidad de insultos, ofensas y hasta calumnias, de parte de radicales que creyeron que tendrían el camino despejado para hacerle propaganda a su degenerado modelo político. Lo que llama la atención de esto, es que la mayoría de las injurias provienen de lo que podría denominar como perfiles falsos.

En solo esta semana, detecté 8. Con los nombres de ‘Hernando Bucaramanga’, ‘Clara García’, ‘Juan Pinilla’, ‘Juan Carlos Marín’, ‘Fernando Buendía’, ‘María Ramírez’, ‘Víctor Correa-López’ y ‘Buena nota Alfredo’, los autodenominados ambientalistas esconden sus identidades para ofender, insultar, denigrar de los que no estamos de acuerdo con ellos, y lo más consistente con su accionar: no exponen un solo argumento que plantee un debate.

¿Cómo sé que son perfiles falsos? Hay varias cualidades que expertos en informática me explicaron para poder verificar que así lo son. Una fecha muy reciente de creación del perfil, con una suma irrisoria de seguidores, un par de comentarios publicados en el muro y la falta de fotografías, ya son una reunión de requisitos para detectar los usuarios falsos de Facebook.

¿Por qué es importante denunciar esto? En mi caso, porque el sentido de la divulgación de mis opiniones no es otro que mi acostumbrado compromiso con la ciudadanía santandereana a la que me debo, en proporcionar un foro público y en entablar e impulsar el debate. Desde el punto de vista de sociedad, darle validez a la propaganda subversiva equivale a avalar la degeneración populista que estoy empeñado en denunciar.

Para ello, y de acuerdo a como ha sido mi conducta a lo largo de toda mi trayectoria profesional, he propuesto los temas de frente, con todas las “cartas sobre la mesa” y la tranquilidad absoluta de que no tengo nada que esconder ni me encuentro haciéndole mandados a persona o entidad alguna. Siempre me he preciado de contar con una capacidad de interpretación independiente de la realidad, lo que no significa que no defienda postulados afines a mis convicciones, algo legítimo en el ejercicio de la opinión y el periodismo, como lo ratifican voces autorizadas como Maggie Gallagher o Thomas Friedman.

Y con dicho fuero, he salido a denunciar el perverso modelo que nos quieren implementar en Bucaramanga del populismo, cuya concepción no es ideológica, sino que es ya la manifestación de la degeneración de la democracia. ¿Qué a ese estadio hemos llegado por cuenta de la corrupción y de la indiferencia con las necesidades económicas y sociales de nuestra sociedad? Por supuesto que sí. Pero no por ello vamos a saltar al vacío como única alternativa posible. El debate, la exploración de alternativas para nuestra sociedad, es lo que nos debe convocar a las diferentes tendencias de pensamiento y evitar un escenario de esos, que como lo he reiterado en los foros de redes sociales, fue lo que hizo Venezuela hace 19 años para apoyar a Hugo Chávez.

De tal manera que desde esta columna invito a los autodenominados ambientalistas, a que debatan de frente y con argumentos. Usar perfiles falsos para agredir a quien no piensa como ustedes, no es más que la manifestación de una mentalidad precaria y subrepticia. Confirma que la “defensa del agua” no es más que un truco teatral para seducir a masas que tienen la misma carencia de información que ustedes. Les duele que les destape que no los respalda ningún científico ambiental o estudio serio, y que jamás han hecho algo por el agua de Bucaramanga que le dé legitimidad a su propaganda política. Los invito al debate legítimo. De frente y con argumentos.

____________________________________________________________________________________________

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Carácter no se hace responsable por los puntos de vista que allí se expresen.

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =

Más populares

To Top