fbpx
Blog

Ni alcaldes tiranos ni concejos de papel

Marzo 14 de 2019

Por: Hainer Alvernia Columnista de opinión
Twitter: @Hainer_Alvernia

Los rifirrafes entre alcaldes y concejos sólo afectan a la ciudadanía; si bien unos y otros hacen parte de un sistema de pesos y contrapesos que constituye la separación de poderes, conlleva independencia ente cada uno y representa un punto de vital importancia para una democracia real, debemos tener claridad entre separación de poderes y discusiones personales. 

Una cosa es la separación de poderes y los consecuentes debates políticos que deben surgir dada la independencia de cada órgano de poder y sus diferentes puntos de vista acerca de uno u otro tema, esto de hecho nutre y sustenta la democracia, pero otra cosa son las peleas entre legislativo y ejecutivo por cuestiones personales, rifirrafes de egos y orgullos que únicamente afectan el desarrollo y bienestar de los ciudadanos y territorios.

Ya en Bogotá sucedió durante la nefasta administración del Dr. Gustavo Petro: un alcalde tirano ensimismado en su ego, sin capacidad de concertación y construcción plurisectorial, falto de liderazgo que permitiera el debate constructivo entre el Concejo Distrital y sectores privados en pro de Bogotá y el bienestar de sus habitantes, un alcalde empecinado en pelear con el concejo por orgullo, lo cual dio como resultado una ciudad estancada, con más problemas que al inicio de su administración y más polarizada, hecho que se evidencia en la cultura ciudadana o carencia de esta. En contraposición había un concejo que no tenía química con la ciudadanía, distante a la necesidad de controles políticos de altura y presentación de proyectos de acuerdo idóneos y correspondientes a las realidades de Bogotá, un concejo que se casó con las peleas que presentaba el alcalde y dejó a un lado la posibilidad de trabajar realmente por el desarrollo de la capital. 

Otro ejemplo de esto y actual es Bucaramanga, con un alcalde ensimismado en su egocentrismo, empeñado en pelear porque sí y porque no con el concejo municipal, con Raimundo y todo el mundo, indignado con mil y una práctica que lo merecen pero sin una idea y acción que permitan solucionar dichas situaciones, preocupado por hacer proselitismo y acuerdos políticos en víspera de las elecciones que este año nos ocupan en lugar de preocuparse por convertir la ciudad en “la nueva Barcelona” tal como lo prometió en campaña, un alcalde de coscorrones e insultos, cuando necesitamos más respeto y educación. Y por el otro lado el panorama es igual de desalentador, con un concejo de papel, carente de autoridad moral, ineficiente en cuanto a liderazgo y gestión, lejano a los bumangueses y preocupado por responder a cada ataque del señor alcalde, un concejo que brilla por su ausencia y no ser propositivo, que no fue capaz de definirse como oposición constructiva apoyando los proyectos que beneficien la ciudad y dando la batalla por presentar y aprobar proyectos que respondan a las necesidades de Bucaramanga.

En últimas, cada ejemplo coincide en algo: “cuando los elefantes luchan, la hierba es la que sufre”. Cuando alcaldes y concejos se enfrascan en discusiones de egos y personales, es la cuidad y sus habitantes quienes pagan los platos rotos quedándose sin la oportunidad de una mejor ciudad. 

Es por esto que en estas elecciones que se acercan debemos elegir alcaldes con liderazgo positivo, respetuosos y ejemplares pero con firmeza y determinación contra la inseguridad y corrupción, con un corazón grande que les permita acercar los diversos sectores ciudadanos, políticos y privados en pro de la cuidad. Debemos elegir concejales firmes en la defensa y seguridad de la ciudadanía, firmes y determinados en el control político de calidad y presentación de proyectos idóneos para la ciudad, pero de un gran corazón para no desgastarse en discusiones bizarras y personales sino para representar a cabalidad los intereses de la ciudadanía desde el Concejo y trabajar, trabajar y trabajar por una mejor ciudad.

Llegó el momento de cambiar a los alcaldes tiranos y concejos de papel

______________________________________________________________________________

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Carácter no responde por los puntos de vista que allí se expresen.


Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top