fbpx
Blog

Pon límites en la crianza y evitaras trastornos psicológicos de comportamiento

Patricia Jaimes B. – Columnista de opinión
Psicóloga- especialista clínica forense
Psicología de la emergencia e intervención en crisis
Centro psicotraumatológico argentino BS.AS
Twitter – Linkedin

Pautas, prácticas y creencias

Comencemos por definir que es la crianza. Según Erazo, Bravo & Delgado (2006): se entiende la crianza como preparación y aprendizaje de los niños por parte de sus cuidadores, los cuales transmiten un modelo de educación, que pasa de familia a hijos, logrando una transmisión cultural de generación en generación, formando un patrón para responder a las demandas de cuidado de un hijo o hija para así protegerlo y educarlo.

Las pautas de crianza son, en su estilo particular como los padres educan a sus hijos; es por eso que no todos los padres educan de la misma manera, en ello influyen factores tanto personales como sociales en un contexto determinado, dando cabida a que éstas puedan ser modificadas, aprendidas, enseñadas entre otras.

Por su parte las prácticas de crianza se ubican en el contexto de las relaciones entre los miembros de la familia.  Esta relación está caracterizada por el poder que ejercen los padres sobre los hijos y la influencia mutua. Con respecto a las creencias hacen referencia al conocimiento acerca de cómo se debe criar a un niño, a las explicaciones que brindan los padres sobre la forma como encausan las acciones de sus hijos.

En la Universidad Camilo José Cela, Madrid, se desarrolló uno de los importantes estudios que demuestran como las pautas de crianza juegan un papel clave en el desarrollo evolutivo de los niñ@s, influyendo tanto en problemas internos (ansiedad, miedos no evolutivos) como externos (conductas de oposición, agresividad, estrategias de afrontamiento, competencias sociales).  Estos comportamientos disruptivos desencadenan alteraciones emocionales y psicológicas.

Los resultados de este estudio señalan que los progenitores que aplican baja disciplina y pautas de crianza invisibles o desdibujadas, perciben más hiperactividad, mayores problemas de atención y de sueño, mayor conducta agresiva y menores habilidades sociales en sus hijos que aquellos que aplican disciplina. Por otro lado, se encuentra efectos significativos en el ajuste emocional de los niñ@s; de forma que los progenitores que aplican poca disciplina, perciben mayor agresividad, depresión retraimiento, somatización, reactividad emocional y ansiedad que los que aplican disciplina.  

Se hace necesario tener presente que las pautas, su práctica y creencias de cómo debemos ejercer la crianza, deben estar enmarcadas por la disciplina de unas pautas, las cuales deben ser coherentes, puntuales, adaptables, claras y explicadas de manera simple.  Poner límites es plantear una exigencia, es pedirle al ñiñ@ que haga algo que probablemente sea diferente a su impulso. Cuando se le plantea que hay algo que no está permitido, aunque tenga mucha rabia, se está confrontado a la dura pero imprescindible tarea de aprender a controlarse así mismo.

Conviene subrayar que las manifestaciones clínicas de los trastornos de comportamiento, son heterogéneas en términos de presentación clínica, consecuencia de diversos signos y síntomas, lo que sí es evidente son los problemas de autocontrol comportamental y emocional, también comportamientos relacionados con la violación de los derechos de los otros.  Conductas que no han sido regulados adecuadamente en tiempo y en situación. Habría que decir también que el niñ@ que no aprende a reaccionar adecuadamente ante una situación compleja, ha aprendido a hacer lo que desea o ha sido estimulado con gritos o amenazas; cualquiera de los dos aprendizajes no tiene implícita una pauta de crianza idónea.

Para terminar, las características antes mencionadas y las mismas conductas disociales suelen exponer a los afectados a otras circunstancias que van en detrimento de su salud física, mental y calidad de vida.

Se debe tener presente que poner límites es una demostración de amor y responsabilidad.

 

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top