Noticias

Minería criminal y narcotráfico azotan a Buenaventura y Chocó

Defensoría del Pueblo pide intervención especial en el Pacífico colombiano.

Minería ilegal en Chocó

Esta fue una de las imágenes que capturó la Corte Constitucional sobre la minería ilegal en Chocó. Foto: Corte Constitucional

El ‘coctel’ de minería ilegal y narcotráfico tiene encendidas las fronteras de Buenaventura y el litoral de Chocó. Mientras que la explotación ilegal de oro acosa al centro del Valle del Cauca.

Esos cuadros despertaron alertas de la Policía, el Ejército y la Armada Nacional, que impulsan estrategias ante esos fenómenos.

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, advirtió sobre la grave situación humanitaria en el departamento Chocó y el distrito de Buenaventura, al tiempo que reiteró la crítica a la espera del compromisos del Gobierno.

El funcionario señaló que “a pesar de los esfuerzos de las autoridades en seguridad en las zonas rurales, se observa la expansión y disputa de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el Eln por el control territorial y poblacional, el manejo de las economías ilícitas del narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión”.

Varias fuentes señalan el poder y manejo en la zona parte del clan del Golfo, antes Urabeños y Usuga, en el narcotráfico y minería ilegal.

El Defensor alertó sobre “un impacto humanitario que se evidencia en las afectaciones a los derechos a la vida, libertad e integridad, a causa de amenazas, homicidios, y secuestros, desplazamientos y confinamiento de comunidades; al igual que las graves afectaciones socio-ambientales causadas por la minería ilegal y los cultivos ilícitos”, dice.

“se observa la expansión y disputa de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el Eln por el control territorial y poblacional”

La situación acosa en Bajo San Juan y Bajo Calima, el Medio San Juan, Baudó, la costa Pacífica chocoana, el Bajo y Alto Atrato y el Darién chocoano.

La semana pasada, en el corregimiento de San Cipriano, sector del río Dagua, fueron incautadas siete mini dragas, 13 motobombas y capturados cuatro hombres. Con equipo se podía extraer hasta 500 gramos de oro y más de 400 millones de pesos a la semana.

El uso de mercurio pone en riesgo a los mineros y, en general, a la población.

Minería ilegal en río Atrato

Sobrevuelo deja ver las afectaciones de la minería ilegal sobre el río Atrato y otros ecosistemas del Chocó. Foto: Steve Cagan / Tierra Digna

Ojo en el centro del Valle

Este mes se lanzó una arremetida de Carabineros, Policía Valle, Ejército y Corporación Autónoma del Valle en la vereda La Amanda, en Ginebra.

El mayor Ómar Mosquera, comandante de la Seccional de Protección y Servicios Especiales, reportó tres capturas y el decomiso de cuatro armas de fuego. Fueron destruidos siete socavones y químicos, al parecer de mercurio.

El 30 de agosto se llegó a la vereda El Bosque, del corregimiento de San Rafael de Tuluá, donde se explotaba oro y se afectaba la cuenca del río Bugalagrande.

Según la Agencia Nacional de Minería, el Valle tiene 302 títulos mineros vigentes que representan un área de 117.535 hectáreas, lo que corresponde al 5,52 por ciento de superposición en el departamento.

Del total, hay 15 en exploración, 17 en construcción y montaje y 270 ya están en explotación. El subregistro sería mayor.

Fuente: El Tiempo

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Trece + diecisiete =

Más populares

To Top